Por qué debes reemplazar los dientes perdidos

La pérdida de dientes no solo es un problema de carácter estético, sino que puede derivar en diversas afecciones bucodentales más graves.

Esta complicación, que afecta a las personas mayores con más frecuencia, puede producirse en cualquier momento de la vida. Por ello, importante saber cómo prevenirla y, además, ser conscientes de cuáles son sus consecuencias.

Cuando es imposible salvar los dientes originales, se deben reponer mediante implantes o prótesis dentales. Pero, ¿por qué debes reemplazar los dientes perdidos? En Clínica Dental Irale, ¡te lo contamos!

Motivos de la pérdida de dientes

Según el Consejo General de Colegios de Dentistas de España, las tres causas principales de la caída de dientes son la caries, la enfermedad periodontal y los traumatismos.

  • Una caries muy profunda puede acabar dañando los tejidos y provocando la pérdida dentaria.
  • La enfermedad periodontal avanzada – periodontitis – destruye el hueso en el que se sostienen las piezas dentales, consumándose en la caída de estas.
  • Algunos traumatismos en la dentición, especialmente los que afectan a la raíz, pueden ocasionar el deterioro del diente ante la imposibilidad de su reconstrucción.

La importancia de mantener una salud bucodental óptima es, en este caso y en todos, fundamental. Asimismo, no realizar revisiones odontológicas recurrentes supone que estas afecciones orales no puedan detectarse a tiempo. Visitar a tu dentista al menos dos veces al año, seguir una rutina de higiene adecuada, una dieta equilibrada y evitar malos hábitos como el tabaco es esencial.

Por qué debes reemplazar las piezas perdidas

La razón por la que reemplazar los dientes ausentes no solo debe ser estética, sino funcional. No reemplazar las piezas dentales perdidas conlleva graves consecuencias para tu salud oral y general:

  • Problemas de pérdida ósea: esta complicación, que es progresiva, se inicia cuando las raíces naturales ya no están presentes en los huesos maxilares. Ante el vacío que deja la pieza dental, el hueso de alrededor se deteriora y los tejidos se reabsorben. Esta afección puede incluso modificar la forma del rostro.
  • Alteraciones en la masticación: ante la falta de piezas dentales, las acciones de morder y masticar la comida se tornan mucho más complicadas. En muchos casos, al hacer más fuerza con los dientes adyacentes, también existe el riesgo de fracturas, molestias o erosión del esmalte.
  • Complicaciones en el habla: la caída de dientes puede provocar alteraciones fonéticas a la hora de pronunciar algunas letras, llegando incluso a modificarla.
  • Movimiento de los dientes cercanos: las piezas contiguas pueden acabar llevando a cabo una migración hacia el espacio libre del diente perdido. Los desplazamientos pueden variar, pero, en todo caso, suponen una inclinación de las piezas. Esto puede desembocar, con el tiempo, en una modificación de las arcadas.
  • Problemas estéticos: la ausencia de piezas dentales, en ocasiones, está vinculada a una baja autoestima. Muchos pacientes dejan de sonreír, hablar o comer en público, de manera que afecta a su vida social y laboral.

Opciones de tratamientos

Ante la pérdida de un diente, es importante actuar de forma rápida y eficaz. En nuestra clínica dental en Ermua disponemos de diversas opciones de tratamientos para que puedas recuperar la sonrisa y tu calidad de vida. Así, contamos con la posibilidad de elegir entre implantes fijos o removibles. En Clínica Dental Irale, además, contamos con tratamientos de carga inmediata, colocando una prótesis provisional fija en menos de 48 horas.

Sea cual sea el motivo por el que has perdido alguna de tus piezas dentales, ponte en las mejores manos. ¡Te esperamos!