Periodoncia

Unas encías rosadas y sin sangrado son unas encías sanas. Cuando están inflamadas, se ven más rojas, y sangran fácilmente al cepillado e incluso al comer, podemos decir que estamos ante una Gingivitis. Esta situación, fácilmente reversible con una limpieza dental profesional, puede empeorar si se deja, provocando una infección, que es la periodontitis, más conocida como piorrea.

La causa más habitual es la formación de sarro, que se va depositando en los dientes, introduciéndose por la encía. Poco a poco separa la encía del diente, dejando puerta abierta a las bacterias y detritus que avanzan en profundidad produciendo la infección. Esta infección es la que hace perder el hueso que sujeta el diente.

En el caso de implantes, hablaríamos de periimplantitis.

El objetivo del tratamiento es el restablecimiento de la salud mediante una fase inicial de higiene, y una fase quirúrgica si es necesaria.

Si tienes dudas sobre el estado de tus encías coge cita y te informaremos.